Magia Negra

La magia negra o magia oscura es una forma de hechicería que se obtiene de poderes malignos. Puede ser usada para propósitos siniestros o actos malévolos que deliberadamente causan daño de alguna forma. Este término es también conocido como "las artes oscuras de la magia" o "la magia del lado oscuro".

En ficción es referida como "magia maligna". En tiempos modernos, las personas que creen en ella o que practican magia usan el término para describir poderes utilizados para ganar poder o riqueza, o para tomar venganza.

La magia negra puede ser invocada para matar, causar daño, causar desgracias o destrucción, o para ganancias personales sin importar las consecuencias dañinas a terceros. Como termino, la magia negra es normalmente usada para describir una forma de ritual que algún grupo o individuo no aprueba. No todo lo que es llamado "magia negra" tiene verdaderamente intenciones malévolas tras de ella, y algunos consideran que tiene usos beneficiosos y benevolentes, tales como acabar con plagas o enfermedades (o más bien, el efecto en sí es malévolo al causar la muerte de insectos; pero como una consecuencia indirecta de la magia negra, buenas acciones a veces resultan, en la forma de menos pestes alrededor, etc.).

La magia negra y blanca solo existen cuando la rueda del hechizo tiene un código moral. No es sabio para el principiante invocar ningún hechizo sin primero entender plenamente lo que él o ella quieren, y lo que él o ella están dispuestos a hacer para lograr su fin. Un buen lugar para empezar es la llamada Ley Triple de la Creencia Wicca: lo que pones en el mundo se te revierte tres veces, para bien o para mal.

Numerología